martes, 28 de marzo de 2017

Pacto entre caballeros


Sabina cuenta con maestría cómo un día le atracaron. Pero al darse cuenta los atracadores de quién era, se lo llevaron por ahí de juerga, sin dejarle que pagara ni una ronda. Vivieron muchas aventuras nocturnas, puticlub incluido, hasta que llegó la hora de despedirse. Entonces hicieron un pacto entre caballeros: ellos le devolvían lo que le habían robado si él les componía una canción. Y he aquí la promesa.


Pasado el tiempo, Sabina ve en el periódico la foto de uno de los atracadores que había asaltado un chalet y cuando salió lo esperaba la Policía.

Ante esta historia, ¿quién no duda de su credibilidad?. Así que me he ido al sabelotodo de Google y ... no me ha resuelto nada. Unas páginas desmienten totalmente el hecho, otras lo dan por cierto.

El mismo Sabina ha sido preguntado numerosas veces por la veracidad de esta historia. Por lo visto, no sólo fue real, si no que explica que en una misma semana le sucedieron dos percances parecidos, los cuales fusionó en una misma historia para la canción. Eso sí, el final era inventado. Ni hubo asalto a un chalet de un millonario, ni en la puerta les esperó la policía.

Joaquín Sabina - Pacto entre caballeros (1987)


"¡Mucha, mucha, policía,
mucha, mucha, policía!"

era el grito de guerra con el que se berreaba en cualquier lugar el final del tema.





Pinchar aquí para ver más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario